Cada empresa comienza con un inmovilizado de 29.900.000 euros. Este inmovilizado permite una capacidad de producción anual de 7’2 millones de unidades de S o de 18 millones de unidades de H. Vemos con esto que la capacidad de producción tiene una proporción de 2’5 unidades de H por cada 1 de S. El esfuerzo necesario en fábrica requiere el 250% más en fabricar una unidad de S que una de H.

 

Como la empresa puede producir en el mismo año unidades de S y H debe tener en cuenta esta proporción en su capacidad productiva.

 

Como ejemplo, una empresa puede producir 5 millones de unidades de S y 5’5 millones de H al año. En ningún caso puede producir a la vez 7,2 millones de unidades de S y 18 millones de unidades de H.

 

No es necesario saturar la capacidad productiva, a tal punto que una empresa que tenga mucho stock podría no fabricar nada. Además, cada año puede aumentar su capacidad productiva, tal y como se describe en El Escenario.